5 características principales del freelancer

Para ganar dinero como freelancer, debe usted cumplir ciertas características. ¿Conoce cuáles son las cinco principales? No saberlo puede traerle problemas.


características de un freelancerGanar dinero por internet a través del trabajo freelance puede ser sumamente redituable. Es uno de esos métodos muy sólidos, con una gran cantidad de historias de éxito y que, a pesar de ciertos problemas, sigue siendo utilizado por millones de personas en el mundo con éxito. De hecho, es una tendencia muy característica del Internet, y un ejemplo de la manera en que revolucionó los sistemas laborales y contractuales en todo el planeta.

Existen ciertas características que pueden definir a un buen freelancer. Son compartidas, por supuesto, con cualquier actividad laboral. Pero en ésta adquieren particular importancia. Estas características forman un perfil muy particular que identifica a cualquier profesional con posibilidades de triunfar en el medio del freelancing, independientemente de su especialidad.

¿Sabe cuáles son?

Creatividad

El freelancer debe enfrentar problemas únicos a su campo muchas veces. Problemas que requieren una gran creatividad para ser manejados. Además, es una característica que puede ayudarle en muchas otras actividades que tienen impacto directo sobre su desempeño y la obtención de clientes potenciales. La creatividad en el campo del freelancing es un tema serio y sumamente influyente en el éxito del trabajador. Cuando se trata de manejar situaciones complejas que, para colmo de males, parecen ser exclusivas de su ámbito, el afectado frecuentemente encuentra apoyo en comunidades de freelancers donde las formas creativas de manejar tales trabas son cosa de todos los días.

Organización

El freelancer, por naturaleza, es una persona que debe ser capaz de enfrentarse a diversas actividades de manera simultánea, y esto no se logra sin una buena capacidad organizativa. Un freelancer desordenado no podrá lidiar eficientemente con los proyectos que se le presenten ni mantener esquemas útiles que le ayuden en su labor cotidiana. Considere el estricto uso de una agenda de trabajo, es una gran herramienta para evitar la sensación de que las horas del día se le acaban demasiado pronto.

Disciplina

En el trabajo freelance, las fechas de entrega son cosa cotidiana. Adecuar o adquirir los hábitos necesarios para trabajar de manera esquematizada cuando no se tiene un jefe único y permanente que nos obligue a hacerlo, puede ser todo un reto. El trabajador freelance, para ganar dinero, debe cumplir estrictamente con un código personal de trabajo que incluya horarios de inicio y término de jornadas laborales, descansos programados, tareas organizadas y otras actividades bien definidas y con parámetros medibles.

Competitividad

Entre los freelancers puede existir mucha camaradería y ayuda desinteresada, pero también es un mundo de competencia constante y encarnizada. El freelancer es, por naturaleza, un competidor. Y disfruta con ello. Eso sí, mantenga una actitud sana con respecto a la competencia. Reconozca que ésta se limita a los proyectos por los cuales se postula. No recurra a tácticas poco éticas para ganar, siempre resulta contraproducente. Y piense que los demás competidores pueden, en un momento dado, ser sus contactos para crear grupos de trabajo en proyectos futuros o compañeros de los cuales puede aprender mucho.

Superación

Ligado con la competencia, también se encuentra la capacidad de superarse a sí mismo y mantenerse siempre a la vanguardia del propio campo en conocimientos, herramientas y técnicas. Un freelancer no puede darse el lujo de quedarse rezagado si desea ganar dinero. Recuerde que la superación es sinónimo de mantenerse actualizado, no sólo en términos de equipo, si no, especialmente, en cuestiones de aprendizaje. Cualquier dinero gastado en su propia capacitación es una inversión importantísima sobre la cual no debe escatimar.

Por supuesto, puede usted pensar en muchas otras características deseables: Trato con el cliente, autopromoción, confianza en sí mismo… pero consideramos éstas cinco como elementales. ¿Qué opina usted?

Share this post

No comments

Add yours