La técnica de ventas más poderosa que existe llamada Storytelling

¿Qué es Storytelling? ¿Cómo puedes aprovechar esta poderosísima técnica para incrementar sus ventas? ¡Descúbrelo aquí!. 

¿Recuerda “La Bella Durmiente”?

La princesa es colocada en un sueño eterno por la maldición de una rencorosa y malvada hada-hechicera. El príncipe está decidido a rescatarla, y para ello cuenta con las armas mágicas que se le han otorgado para tal misión. Pero es capturado por la fuerzas del mal y sentenciado a morir. Con ayuda de las hadas buenas se libera de su prisión para enfrentar a la antagonista, convertida en un demoníaco dragón. Haciendo gala de valentía sin igual, el héroe logra derrotarla y despierta a la princesa con un beso de amor. Por supuesto viven felices para siempre.técnicas de ventas

Y nosotros ahí, fascinados. Escuchando cada palabra, casi sin respirar. Para al final soñar en pelear contra dragones y quedarnos con la princesa (O bien soñar con ser la princesa que es rescatada por un galante caballero).

La antiquísima forma de atraer la atención del espectador para inculcar lecciones, pasar enseñanzas o despertar la imaginación se usa ahora como una poderosa herramienta en marketing llamada (Así, en su forma original en inglés) Storytelling.

El storytelling consiste, en este sentido, en aplicar las formas y técnicas para contar una buena historia en un medio destinado a atraer la atención de un cliente potencial. Medio que puede ser audiovisual o textual. El uso masivo del internet ha dado un gran impulso a este modo de “enganchar” con la audiencia, y los medios preferidos han sido los blogs, los sitios de carga de videos y hasta las redes sociales.

¿Puede usted aplicar storytelling en su estrategia de ventas?

Créalo o no, no necesita ser Disney para sacarle provecho.

El primer paso es desarrollar una versión muy preliminar de la historia. Puede basarse en alguna anécdota personal, si desea. Es mucho más sencillo que una idea original (Aunque si tiene la creatividad necesaria, ésta última siempre será mejor). Esta historia debe tener como fin incitar al espectador a realizar una acción. Puede ser efectuar una compra, pero no siempre es así. Quizá simplemente desee atraer su atención hacia una tendencia, integrarlo a una comunidad, picar su curiosidad para obtener sus datos de contacto u obtener difusión para usted o su sitio web.

¿Ya la tiene? Bien, ahora vamos a crear un vehículo de difusión con ella. Una entrada de blog, un post en redes sociales, un video corto, un pequeño webcast o un webcomic. La mejor manera de aplicar este modelo es hacer al cliente potencial el protagonista de nuestra historia, aunque no siempre es necesario. Como sea, lo elemental en esto es involucrarlo en ella. Esta composición debe ser cercana a él. A su situación y necesidades. Debe resonar con su realidad y despertar su interés.

¿Listo? Aunque no lo parezca, la creación misma del artículo o producto audiovisual es bastante mecánica. Desde luego, dominar este arte por completo toma tiempo y práctica, pero sus elementos básicos son muy claros y relativamente sencillos. Tome nota:

La secuencia inicial

Debe usted seguir una secuencia definida. Inicio, desarrollo, fin. Trate de no saltar ningún paso ni volverse “innovador” en esto. Recuerde, se trata de apegarse a lo que funciona y ha funcionado por miles de años. No está escribiendo una novela rompedora para un público hiperespecializado, sino algo que debe interesar y resonar con la mayor cantidad posible de internautas.

El inicio atrapante

Debe usted empezar con una apertura que atrape la atención del lector. Debe interesarlo en los primeros segundos del video, en el primer párrafo de su artículo o en la primera imagen de su webcomic. Recuerde: para el lector de internet es todo o nada. O lo captura al momento o simplemente pasa a la siguiente opción de las miles que puede encontrar en línea. ¡Siempre es buena idea iniciar con algo de suspenso y mantenerlo todo el camino!

El tobogán

Debe usted hacer que el desarrollo no sea tan lineal. Integre giros emocionantes. Juegue con el dramatismo y despierte el interés a través de obstáculos y quizá uno que otro secreto para revelar luego. No lo olvide, aquí se trata principalmente de emocionar a su audiencia (Sin menospreciar su intelecto).

El desenlace final

El desenlace es donde el lector o espectador debe llegar a la emoción que nos interesa para que tome la decisión que deseamos que tome. El sentimiento de empatía que le impulse a donar. El compromiso que le mueva a integrarse a una causa. La excitación que le incite a comprar algo. La curiosidad que haga que nos deje sus datos de contacto para una segunda parte. La alegría para que nos dé un “like”. Todo ello. Y justo al final es donde le proporcionamos la herramienta para que pueda hacerlo, rápido, sencillo y sin pensarlo dos veces.

Ahora, aunque usted no sea un experto, el simplemente aplicar esta técnica hará que destaque entre las alternativas que existen hoy. ¿Por qué? Seamos honestos. Lo que predomina ahí afuera actualmente son tutoriales, listas, noticias, opinión y algunas investigaciones periodísticas. Pero muy pocos autores emplean aún el recurso del storytelling. Y es algo tan poderoso, tan inherente al ser humano, que puede darle resultados inmediatos bastante impresionantes.

No importa cuántas veces escuché la historia de La Bella Durmiente. Usted siempre querrá oír cómo ese príncipe derrota al dragón y rescata a la bella princesa. Es por eso que las mejores historias siguen repitiéndose en diversos formatos y para diversas audiencias. Ese es el poder atrapante del storytelling.

¿Interesado en un par de ejemplos de primera mano? Puede encontrarlos aquí.

Share this post

No comments

Add yours