El Secreto de Un Millonario

El Secreto que nadie quiere Aplicar

“Estaba esperando el autobús, sentado en una banca. Me urgía regresar a los bosques de Louisiana, después de pasar tres días en Washington DC.

Antes de que llegara mi transporte, un hombre mayor, bien vestido, se me acercó preguntando por una dirección.

Le dije que no tenía idea de donde se encontraba el sitio, porque también estaba de paso. Hasta el dia de hoy no estoy seguro del porqué, pero empezamos a conversar como si nos conociéramos de mucho tiempo atrás.”

Hablamos de la vida, de la gente, y finalmente la conversación se centró en los negocios.

Aquí fue donde el caballero vio algo en mi, supongo, que le hizo sentir confianza de compartir lo que me dijo que era el mayor secreto jamás contado.

Me dijo que todo el mundo lo había oído, pero que casi nadie había puesto atención, a pesar de que esto era un concepto que podría darle una fortuna al hombre o a la mujer que lo utilizara.

De inmediato puse mucha atención. Algo en su tono me decía que este hombre sabía bien lo que estaba diciendo.

Y ya deseaba con pasión conocer dicho secreto. Debe haber sentido mi ansiedad porque en ese preciso instante me hizo una advertencia que fue casi una reprimenda. Trataré de recordar aquí, lo mejor que pueda, el resto de nuestra conversación.

Viejo:

“No cometa el error de despreciar lo que le voy a decir solamente porque ya lo ha escuchado con anterioridad. Sin ninguna duda, ya lo ha oído de, por lo menos, una persona a lo largo de su vida. Puede ser que lo haya oído muchas veces. ¿Tiene usted alguna aversión por la religión, Señor…?”

Yo:

“No, no la tengo. No creo que muchos de los predicadores sepan de lo que están hablando, pero sí se que en la Biblia hay grandes conocimientos.”

Viejo:

“Que bueno. No me gustaría que usted descontará lo que le voy a compartir debido a que viene directamente de la Biblia.

Pero las aplicaciones que tiene, alcanzan mucho más allá de lo que la gente puede concebir. Le tomará algún tiempo de meditación, y de intenso análisis de su parte, para empezar a tener alguna idea de su poder.”

“Este simple secreto, cuando se aplica a los negocios, le traerá dinero tan fácilmente como el agua corre de los montes hacia abajo. Cualquier persona lo puede aplicar y prosperar.

Cuando se aplica a las relaciones, creará más amigos de los que pueda manejar” (agregó, con una carcajada)

Yo:

“¿Qué es?; ¡me muero por saberlo!”

Viejo:

“Paciencia, Sr…, Paciencia. No se lo daré puesto que ha sido siempre repetido por tontos que no tienen respeto o conocimiento de lo que verdaderamente significa.

No. Se lo daré de otra manera.” “¿En qué tipo de negocios está Ud. interesado?”

Yo:

“Bueno, estoy operando en Ventas por Correo en este momento. Quisiera poner anuncios y vender libros.”

Viejo:

“Bien. Bien. Son Ventas por Correo. Déjeme decirle cómo crear una fortuna con estas Ventas por Correo. Todo lo que tiene qué hacer es crear el producto que a Ud. le gustaría comprar”

Yo:

“¿Crear un producto que yo quiera comprar? –No entiendo”

Viejo:

“Lo entenderá” “Vea usted, usted es su mercado. Lo que Ud. desee, lo desearán millones de personas. ¡Quieren lo mismo! Ese esquivo producto que está Ud. buscando es el producto que millones están buscando en este momento.”

“Todo lo que tiene que hacer es crear el producto que ‘usted’ quiere comprar, el producto que usted mismo ha estado buscando.

Una vez que tenga este producto, ¿qué le gustaría que dijese su mensaje de ventas? -¿De tal forma que éste sea el producto que ha estado buscando?”

“Si alguien más estuviese vendiendo ese producto, ¿qué le gustaría que dijese el anuncio, qué le haría comprar este producto? Cuando Ud. tenga esa respuesta, ése será el anuncio que quiera crear.

Yo:

“Mmmmm. Ya veo” (con reservas)

Viejo:

“¿Ve Ud. el negocio cruzando la calle? Pizza. Yo podría triplicar el negocio de ese sitio en 10 minutos. Por cierto, ese es mi trabajo. (sonriendo)

……”Todo lo que haría sería entrar al sitio como cualquier cliente. Me sentaría y me imaginaría todas las cosas que podrían hacerse para hacerme un cliente leal, por toda la vida. ¿Qué podrian hacer los propietarios para hacerme sentir de esa manera?”

“Una vez que tenga las respuestas a la pregunta, los pondría en operación. Cada cliente sería tratado de la forma que me imaginé. Y sin duda alguna, el negocio triplicaría las ganancias que tiene actualmente.”

Yo:

“Creo que he comprendido…”

Viejo:

“Espere, realmente aún no sabe nada. – Ese es el problema con la mayoría de las personas. Desechan los conocimientos según de quien venga o si lo han oído muchas veces. Deje esa conducta para los tontos. Usted no “lo sabe” sino hasta que lo haya meditado profundamente y lo ponga en acción”.

Yo:

“De acuerdo”

Viejo:

“Lo que le estoy diciendo tiene un poder jamas imaginado.
Las simples palabras que se usan para describirlo no lo pueden contener. No le hacen justicia, y ha sido corrupto por hablantines que dejan que la sabiduría salga de sus labios sin que una sola neurona intervenga en lo que balbucean.”

“¡Lo que le estoy diciendo es Ley! ¡No Ley de los hombres! Es la verdadera Ley de la naturaleza. Es la manera que trabajan las cosas y aquellos que realmente lo entienden se elevan a la cima de todos los campos conocidos por el hombre.”

“¡Lo que no entienden las personas es que se aplica a todo! Este secreto puede aplicarse prácticamente a todos los pasos que dé, todo lo que emprenda, toda palabra que usted mencione, y sacar provecho de todo ello.”

-”Si Ud. es escritor, escriba como le gustaría que le escribieran”

-”Si es vendedor, venda como le gustaría que le vendieran”

-”Si es Ud. orador, hable como le gustaría que le hablasen”

-”Si Ud. quiere más amor, ame como le gustaría que le amaran”

-”Si quiere tener más amigos, sea el amigo que a Ud. le gustaría tener”

“Cuando infunde todo lo que hace con este secreto, toma un poder mágico. Los negocios dominan el mercado, los libros se hacen best sellers, los líderes atraen grandes cantidades de seguidores leales.”

“¿Le gustaría eso?”

“¿Cómo respondería Usted?”

“¿Cómo le haría sentir?”

“Esas son las grandes preguntas para pensar cada vez que Ud. haga o cree cualquier cosa. Entrará en las mentes y los corazones de toda persona que le conozca si primero piensa como hubiera reaccionado usted mismo.”

“Estoy seguro que ya sabe cuál es la frase de la Biblia a la que me refiero. Pero no la repita, simplemente medítela y póngala en práctica.”

Yo:

“Así lo hago siempre. Pero nunca había pensado que podría aplicarse a cualquier cosa de la vida.

Yo también era uno de esos tontos que pasaba la frase a otros sin darle mucho pensamiento.

En verdad quiero agradecerle por compartir esto conmigo.”

Viejo:

“Ha sido un placer charlar con usted, Sr. Says. Que tenga buen viaje de regreso.” Y dicho esto, se marchó. Lo curioso es que cuando ya estaba en mi viaje de regreso, me di cuenta de que nunca le pregunté su nombre, ni recuerdo haberle dado el mío. Tal vez vio la identificación de mi equipaje. No estoy seguro. No importa. Lo que importa es que yo he capitalizado ese consejo por los últimos 15 años.

No soy siquiera un experto en el tema y ya he ganado grandes cantidades de dinero. Especialmente en el Internet.

Este es el sitio donde este conocimiento realmente puede brillar.
La gente me pregunta mi secreto.

Este simple secreto es la respuesta. Siempre me he preguntado ¿cómo me gustaría que me trate esta empresa?

¿Qué me gustaría ver?

¿Qué me gustaría obtener?

¿Cómo me gustaría ser tratado?

Esas preguntas simples son todo lo que necesitas para responder.

Cuando tengas las respuestas, ponlas en acción y ve lo que pasa.

Siete Secretos de un Millonario que se Hizo Solo

  1. Crea el sitio que siempre has estado buscando
  2. Escribe como te gustaría que te escribieran
  3. Vende como te gustaría que te vendieran
  4. Habla con las personas como te gustaría que te hablaran
  5. Trata como te gustaría ser tratado
  6. Crea para los demás lo que te gustaría que hubiese sido creado para ti
  7. Entusiasma a los demás como a ti te gusta que te entusiasmen

El joven era el Multimillonario del Internet Allen Says.

Este hombre no solamente ha hecho millones de dólares y ha creado una de las comunidades del internet más poderosas, conocida como los “Guerreros del Marketing por Internet”, sino que también ha escrito los reportes y artículos más productores de dinero que cualquiera puede encontrar…

Juzga por ti mismo”

Share this post

No comments

Add yours