Inicio Negocios rentables Inversión Ganar dinero invirtiendo. Una guía básica para principiantes

Ganar dinero invirtiendo. Una guía básica para principiantes

35
0

Empiece a ganar dinero invirtiendo. Aprenda en este tutorial los pasos elementales para un ingreso seguro y sencillo, por medio de diversas herramientas..


Ganar dinero invirtiendo siempre será una opción atractiva para la gran mayoría de las personas. Es la forma más pura de obtener ganancias, haciendo que el dinero mismo genere más dinero a través de financiar proyectos útiles. Y sin embargo, amén de una increíble cantidad de desinformación que existe en los diversos medios, muy pocos saben a ciencia cierta cómo iniciar en este apasionante rubro.

En esta serie de artículos analizaremos paso a paso la manera más simple en que una persona puede invertir su dinero con seguridad a través de fondos de inversión y algunas otras herramientas comunes. No intenta ser una guía en profundidad, sino un “how to” muy básico, que espera aclarar ciertas dudas para los principiantes potenciales. A través de ella se espera que usted, estimado lector, tenga un panorama más o menos claro de lo que implica invertir, las variables que debe cuidar, las diversas vías que puede tomar y, en términos generales, se sienta preparado para poder profundizar adecuadamente en el mecanismo que le convenga implementar para que su inversión se multiplique de forma efectiva.ganar dinero invirtiendo

Veremos en este primer tema algunas definiciones introductorias y ciertas variables fundamentales que toman prominencia en cualquier inversión, a cualquier nivel. Además, analizaremos dos reglas elementales que deberá recordar siempre en su faceta como inversionista.

Bien, para empezar, ¿Qué es invertir?

La idea detrás de la inversión es que usted “ponga su dinero a trabajar”. Quiere decir que usted manejará cierta cantidad monetaria con el objetivo de multiplicarla a través del tiempo. Hay varias maneras para ello. Por ejemplo, puede usted adquirir ciertos bienes que se incrementen de valor paulatinamente, como piezas de arte o bienes raíces. También puede apoyar negocios para luego participar de las ganancias obtenidas, o integrarse a la bolsa de valores, donde tendrá la oportunidad de invertir en ciertos instrumentos, o sea, esquemas financieros, que le otorgan la oportunidad de recuperar su dinero con rendimientos determinados.

Pero para ello, usted primero debe usted responder una simple pregunta: ¿Cuánto dinero va a invertir?

Y la respuesta depende exclusivamente de otra pregunta, algo más seria: ¿Cuánto puede darse el lujo de perder sin afectar sus finanzas diarias?

Entienda la primera realidad del inversionista: Siempre perderá dinero alguna vez. El primer gran error del novato es invertir dinero que no puede permitirse perder sin afectar su vida cotidiana y la de sus seres queridos. No deberá invertir su medio de vida en nada. Jamás. No importa qué tan seguro se sienta en cuanto a la oportunidad que se le ha presentado. No invierta su casa, ni su auto, ni su gasto mensual, ni la universidad de sus hijos, ni nada que le sea tan importante como para que le afecte en demasía si su plan de inversión llegase a fallar. El dinero que debe invertir para ganar con él debe ser una cantidad apartada, ahorrada específicamente para ello. Empiece con una inversión pequeña, y hágala crecer.

Por lo tanto:

La primera gran regla del inversionista es: Solamente invierta lo que esté dispuesto a perder.

La segunda gran regla del inversionista es: El truco no es ganarlas todas, sino ganar más que las que pierde.

Un inversionista experimentado conoce y acepta estos simples hechos. Sabe que, aunque lo que busca es que su dinero se multiplique, no siempre sucederá. Pero también sabe que una buena estrategia, compuesta de varias inversiones cuidadosamente seleccionadas, tenderá por regla general a arrojarle ganancias debido a que las inversiones que resulten exitosas compensarán las pérdidas. Es lo que se conoce como diversificación.

¿Cómo construir una estrategia adecuada? Se hace a partir de de dos factores:

Tiempo: ¿Cuánto tiempo va a usted a dejar su dinero “trabajando”?

Riesgo: ¿Qué tanto riesgo está dispuesto a asumir con la esperanza de ganar más?

A mayor tiempo, el riesgo tiende a disminuir, y viceversa. Esto significa que un inversionista puede decantarse por seleccionar instrumentos y/o proyectos que le proporcionen más dinero, pero que tienen un mayor riesgo de fracasar, u otros que le otorguen menor ganancia, pero que son mucho más seguros. Dependiendo de su perfil de inversor, usted equilibrará estas dos grandes variables.

Ahora, ¿De qué depende su estrategia personal? Tiene que ver con el fin que usted tiene en mente al querer ganar dinero invirtiendo. ¿Es para una herencia para sus hijos? ¿Es para aprovechar una oportunidad rápida? ¿Es para generar un ingreso que, en algún tiempo, le permita retirarse? En pocas palabras, una persona puede querer invertir durante 30 años para poder retirarse dignamente, o invertir durante un año porque quiere comprarse un auto.  Usted puede ser un inversionista de alto riesgo que pueda permitirse perder mucho dinero antes de “dar en la diana” y ganar muchísimo más, o bien puede ser un inversionista de bajo riesgo que prefiera las inversiones seguras con rendimientos razonables y que no puede permitirse perder demasiado. También puede haber combinaciones.

Hay algunas otras definiciones que necesitará conocer antes de continuar:

Liquidez: Se refiere a la facilidad con que usted puede disponer de su dinero invertido antes de tiempo. Por ejemplo, puede tener en mente que su dinero esté trabajando 30 años, pero prefiere tener la oportunidad de disponer de él si se presenta alguna emergencia. Quizá establezca que puede sacar parte o la totalidad de ese dinero cada mes. A mayor liquidez, menor ganancia.

Interés Compuesto: Se refiere a la capacidad de “reinversión” de su dinero. Por ejemplo, imagine que el primer año su inversión de US$50 ganó un interés del 20%, o sea US$10. De esa forma, el segundo año ya tendrá trabajando US$60 y al final del mismo habrá ganado US$12. Iniciará el siguiente con US$72 y así de forma exponencial. Es la belleza de dejar que su dinero “trabaje” sin alterarlo. También es afectado por la liquidez.

Portfolio: También llamado “portafolio” o “cartera”. Es el conjunto de todas sus inversiones activas en un determinado momento. Se debe trabajar y seguir muy de cerca, manteniendo siempre su equilibrio y realizando modificaciones prudentes para poder llevarlo a maximizar las ganancias mientras minimizamos las pérdidas.

Rentabilidad: La capacidad de una inversión cualquiera de darle rendimientos.

Ahora, debe saber que su abanico de posibilidades aumenta con la cantidad de dinero que va a invertir. Esto puede ser muy subjetivo, pero en términos generales se puede empezar con una cifra cercana a los US$200 para acceder a los esquemas más básicos. La cifra depende en gran medida de su administrador de fondos de inversión, si es que usted invertirá utilizando este servicio. También podría invertir a través de los servicios de un broker, como privado, o por medio de ciertos portales de internet.

Una vez que ya ha determinado cuánto dinero va a invertir y cuál es su perfil, dependiendo del objetivo que pretenda, está listo para lo siguiente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here