Inicio El espíritu emprendedor Los hombres detrás del helado de Ben & Jerry’s

Los hombres detrás del helado de Ben & Jerry’s

335

Del mercado de Vermont Corner al mercado mundial de helados

El helado es un dulce que pocos pueden resistir. Aunque la vainilla es el sabor más popular en los Estados Unidos, hay un número aparentemente interminable de variedades y fabricantes. Uno de los proveedores más conocidos es Ben & Jerry’s, la marca sinónimo de sabores funky como Cherry Garcia y Chunky Monkey y un ambiente groovy de Vermont.

¿De quién es Ben & Jerry’s?

Ben Cohen y Jerry Greenfield fueron amigos de la infancia y nacieron con cuatro días de diferencia en 1951 en Brooklyn, Nueva York. Se podría decir que el helado corre por sus venas. Durante su último año de secundaria, Ben conducía un camión de helados. Después de la escuela secundaria, asistió y abandonó varias universidades en el noreste, dejando sus estudios para enseñar cerámica en una granja de trabajo en la región de Adirondack en Nueva York, donde también se dedicó a la fabricación de helados.

Jerry comenzó en un camino más tradicional. Después de graduarse de la escuela secundaria, asistió a la Universidad de Oberlin para estudiar medicina, trabajando como recogedor de helados en la cafetería de la escuela. Al graduarse, regresó a Nueva York para trabajar como técnico de laboratorio, mientras se postulaba a la escuela de medicina sin éxito. Durante sus días de técnico de laboratorio, compartió un apartamento en Manhattan con Ben. Después de mudarse a Carolina del Norte por unos años, Jerry se reunió con Ben en Saratoga Springs, N.Y., y decidieron dedicarse juntos al negocio de la comida.

Al principio, los dos pensaron en hacer bagels, pero decidieron que el equipo necesario era demasiado caro. En cambio, se decidieron por el helado. Decidieron que Burlington, Vt., era un lugar ideal para una tienda de cucharas porque era una ciudad universitaria sin heladería. Hicieron un curso de heladería de 5 dólares y en 1978 abrieron el primer Ben & Jerry’s en una gasolinera Burlington convertida.

El crecimiento de Ben & Jerry’s

La original tienda de cucharas se convirtió en una de las favoritas de la comunidad gracias a sus ricos helados y sabores creativos. Ben y Jerry también se encargaron de conectar con la comunidad, organizando un festival de cine gratuito y regalando entradas gratis en el primer aniversario de la tienda, una tradición que aún continúa. En 1980, el dúo comenzó a hacer pintas para venderlas a los colmados locales. En 1981, expandieron la operación, abriendo la primera tienda en franquicia en Shelburne, VT.

En 1983, la compañía abrió su primera franquicia fuera de Vermont en Maine y firmó un acuerdo con una compañía de distribución en Boston. Los sabores característicos fueron revelados a lo largo de los años 80 -incluyendo el Super Fudge Chunk de Nueva York y Cherry Garcia- y para 1987, las ventas fueron de 32 millones de dólares. A finales de 1988, con la compañía operando tiendas en 18 estados, Ben y Jerry ganaron el premio distintivo de Pequeños Empresarios del Año del Presidente Ronald Reagan.

Sabores creativos

Una de las razones de la rápida popularidad de Ben & Jerry’s fue su combinación única de sabores. Todos los nuevos sabores fueron inventados por Jerry, generalmente sin ninguna prueba de comercialización. Algunos de los sabores emblemáticos de la década de 1980 incluyen Chunky Monkey, Rainforest Crunch y Economic Crunch, primicias de las cuales Ben & Jerry’s sirvió gratis en Wall Street después de la caída de la bolsa de valores el 19 de octubre de 1987.

Dolores de crecimiento

El camino de la compañía no siempre ha sido tan suave como sus mezclas de helados. Ben & Jerry’s se enfrentó a Häagen-Dazs por los derechos de distribución, lo que dio lugar a demandas contra la empresa matriz de Häagen-Dazs, Pillsbury Company, a mediados de los años ochenta. A medida que el rápido crecimiento de la compañía continuó, se hizo obvio para los fundadores que necesitaban a alguien con más perspicacia comercial para mantener el negocio en marcha. Después de permitir que los clientes solicitaran el puesto en el concurso “Yo! I’m Your CEO”, la empresa seleccionó en 1995 a Robert Holland, un veterano de McKinsey & Co.

Irónicamente, Holland fue encontrado por una empresa de búsqueda, no a través del concurso.

La contratación de Holland llevó a la compañía a una encrucijada. Ben y Jerry se habían convertido en íconos de la marca. Se temía que la empresa perdiera su jerarquía informal y su cultura única bajo el liderazgo de Holanda. Ben & Jerry’s siempre había tenido un estricto índice de escala salarial para su gestión, que tuvo que romper cuando contrató a Holland.

Además, Ben & Jerry’s estaba pasando por un período de prueba en el mercado. Aunque la compañía se había hecho un nombre con sabores extravagantes y mezclas con trozos, el sabor de helado más popular en Estados Unidos era -como sigue siendo- la vainilla. La firma lanzó una línea de sabores “Smooth, No Chunks! para capturar ese segmento del mercado que prefería sabores menos funky.

Mientras el mercado de helados super-premium crecía, también lo hacía la competencia. Häagen-Dazs y Dreyer’s fueron actores importantes. Históricamente, Ben & Jerry’s subcontrató parte de la producción a Dreyer’s para llegar a los clientes del oeste de los EE.UU. Ahora que Dreyer’s se estaba convirtiendo en un competidor, Ben & Jerry’s tenía que preocuparse por su dependencia de un competidor para la fabricación y distribución.

Holanda renunció en 1996. Al año siguiente, Perry Odak se convirtió en el nuevo Director General, lo que llevó las ventas a casi 174 millones de dólares. A finales de 1999, la empresa anunció que había recibido avisos de interés de otras grandes empresas, y en 2000 el gigante internacional de alimentos Unilever compró la marca Ben & Jerry’s por 326 millones de dólares, aunque el acuerdo exigía que Ben & Jerry’s funcionara por separado de las demás marcas de helados de Unilever.

La Misión Social en Ben & Jerry’s

Este acuerdo único permitió a Ben & Jerry’s continuar con su negocio de una manera socialmente consciente, que había sido una marca registrada de la marca desde sus inicios. Algunos ejemplos de esta misión incluyen:

  • Una tienda de cucharas original hecha de materiales reciclados
  • Creación de un “Equipo Verde” en 1989, centrado en la educación ambiental en toda la empresa
  • Un autobús de la empresa equipado con paneles solares
  • El uso de leche sin hormonas en sus productos
  • Un compromiso de reducir los residuos sólidos y lácteos, el reciclaje y la conservación de agua y energía en las instalaciones de la empresa
  • .

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here