Inicio Ideas de Negocios 3 Ideas para hacer crecer un negocio en un año

3 Ideas para hacer crecer un negocio en un año

248
0

Si buscas ideas para hacer crecer un negocio, debes seguir ciertas estrategias que harán que tu negocio pueda crecer rápido sin importar si vendes un producto o si ofreces un servicio.

Más ideas para hacer crecer un negocio

No importa si tienes un pequeño negocio, pues la mayoría de las grandes empresas y más famosas se iniciaron como pequeñas, por lo tanto las ideas para hacer crecer un negocio siempre te resultarán útiles si pretendes tener rentabilidad y trascendencia con tu negocio.

  1. Mantén la motivación

Del mismo modo que la motivación te llevó a iniciar tu negocio, nunca la pierdas,  tu negocio seguirá creciendo si mantienes en tu mente la razón por la que lo iniciaste.

Puede ser que al transcurrir el tiempo solo pienses en el dinero, pero existen más razones para que ese negocio crezca y te dé frutos, no solo el dinero es importante.

Al principio creaste un plan de negocios que incluye tu misión, pues entonces léelo y te darás cuenta si has perdido el rumbo, pues de este modo volverás a transitar el camino hacia tu objetivo con la misma motivación que hará que tu esfuerzo se traduzca en el crecimiento de tu negocio.

Al plantarte la visión de tu negocio seguramente la has definido con un enfoque ambicioso.  Has proyectado tu negocio desde su inicio a 5 o 10 años, verdad? Pues entonces  todos esos puntos que estableciste debes cumplirlos paso a paso como si se tratara de escalones que te ayudarán a llegar a tu meta. Revisa esa visión, revisa los puntos de tu visión y comprueba si los estás cumpliendo tal cual te lo propusiste.

Piensa que tu negocio debe mantener un enfoque de acuerdo a la misión y visión que plasmaste en tu plan de negocio y por lo tanto ese enfoque debes mantenerlo a lo largo de todos los años.

Evita cometer el error de pensar que podrás hacer que tu negocio crezca si diversificas los productos que vendes.  Por un lado puedes diversificar si te centras en tu tipo de producto, pero por otro lado no debes diversificar desenfocándote de tu producto principal.

Por ejemplo si en lugar de vender, ofreces servicios de limpieza en casas, tu negocio puede ser diversificado ampliando tus servicios a las oficinas, pero siempre te mantendrás dentro de tu rubro principal de servicios, que es la limpieza.

Si te dedicas a la venta de panes, puedes diversificar tu negocio expandiéndolo a la producción de confituras, ya que siempre estarás vendiendo productos del mismo tipo, pero sería un error que además de panes vendieras en tu negocio joyas o insumos de informática porque estos productos no tienen nada que ver con tu rubro principal y por ende tu negocio perdería seriedad y no lograrías hacerlo crecer.

  1. Acepta el cambio

No temas al cambio, acéptalo, debes adaptarte a las nuevas tecnologías. Si quieres que tu negocio crezca necesitas mantenerte actualizado tanto en la infraestructura de tu negocio como en la compra de nuevos equipos de trabajo, más empleados y todo cuando tu negocio vaya requiriendo a medida que pasa el tiempo.

De hecho, a medida que tu negocio crece, necesitarás contratar más empleados. Tú quieres resultados rápidos y distintos a los que estás obteniendo hasta el momento, por lo tanto no debes seguir con el mismo método, si buscas algo diferente.

También debes pensar en tus clientes y en tu competencia, tus propios clientes te llevarán a hacer esos cambios que tu negocio requiere, ya sea con la implementación de nuevas tecnologías o con la contratación de más empleados porque los que has contratado ya no es la cantidad suficiente para satisfacer a la atención de tu clientela, como tampoco es suficiente la tecnología que aplicaste al inicio de tu negocio.

Piensa que si no aplicas la nueva tecnología y no escuchas lo que te están pidiendo tus clientes, le estarás dando a tu competencia la alegría de quedarse con toda la clientela que te ha costado ganar en el transcurso de todos los años de tu trabajo.

Pues, necesitas ganarte a fidelidad de tus clientes, incentivándolos al ofrecerles siempre lo último que esperan  de tu tipo de negocio.  Tus clientes ya te conocen y confían en ti, por lo tanto mantén esa fidelidad demostrándole que no temes al cambio y puede ofrecerles nuevas posibilidades para que sigan siendo fieles a ti.

  1. El valor y el precio de tu producto

El valor de tu producto no es lo mismo que el precio de tu producto. Mientras el precio de tu producto es el dinero que tú estableces para que los clientes paguen cuando deciden su compra, el valor de tu producto es lo que el cliente se lleva de tu negocio a su casa, es decir que es el producto en sí mismo.

Piensa entonces cuál es el valor de tu producto. Frente a una competencia cada vez más feroz, el valor de tu producto debe encontrarse muy por encima de lo que ofrece tu competencia.

Necesitas ofrecer a tus clientes un producto de gran valor y cada vez con más mejoras para que tus clientes prefieran comprar tu producto y no el de tu competencia, porque en tu negocio encuentran razones suficientes para definir a tu producto como de gran valor.

De este modo y casi sin darte cuenta estarás posicionando tu marca  y tu logo será reconocido más allá de los límites, pues tus clientes fieles ya conocen tu marca, pero al haber logrado crear un negocio con identidad habrás obtenido la posibilidad de aumentar tu clientela.

Es decir que obtendrás nuevos clientes, ya que al dejar de temerle al cambio habrás aceptado la necesidad de que tu negocio tenga presencia en internet, pues hoy en día todas las empresas no solo crean su sitio web como modo estratégico para atraer clientes, sino que también han creado su página en sitios gratuitos ya sea con un blog o con una cuenta creada en Twitter o en Facebook.

No obstante, si tienes una cantidad destinada para hacer una campaña de marketing, destina una parte de ese dinero en el retargeting o remarketing.

Los nuevos clientes los podrás encontrar en internet a partir de una campaña de Adwords haciendo retargeting.

Con seguridad has visitado sitios web buscando cualquier producto, pero te retiraste antes de comprarlo.  Continuaste navegando por otros sitios y de pronto has visto publicidades de aquel negocio  donde viste el producto que te interesaba pero que no compraste, pues a eso se lo llama retargeting.  La campaña de Adwords tiene ese propósito, hacerte recordar que te interesaba un producto específico, con lo cual si todavía te interesa es probable que  hagas clic en ese anuncio y lo termines comprando. Tú puede hacer lo mismo con tu negocio y atraer más clientes con el retargeting como otra de las ideas para hacer crecer un negocio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.