Inicio Marketing Cómo hacer banners. 5 buenas prácticas

Cómo hacer banners. 5 buenas prácticas

124
0

Aprenda cómo hacer banners para internet que resulten efectivos en atraer la atención del usuario, evitando los errores más comunes de diseño y despliegue.

Banners por todos lados. Nacieron prácticamente con el internet, y supongo que le acompañarán hasta el fin. Cualquiera que sea ese fin. Cuando podamos navegar por él con nuestra mente, quizás.

Eso sería genial… pero no nos desviemos.

El cómo hacer un banner publicitario efectivo es una de las preocupaciones más recurrentes en el campo del marketing.

Tenemos ya varios tipos de banners, desde los más simples y basados en texto, hasta los más elaborados. Incluso están apareciendo ideas novedosas, como “posters interactivos” de películas próximas a estrenarse. Un banner puede tener una gran variedad de formas y funcionalidades, pero su objetivo es el mismo: Atraer su atención sin resultar fastidioso.

Ahora, esta simple meta es más difícil de conseguir de lo que uno podría pensar de inicio. Si hace un banner muy grande y de despliegue tan intrusivo que lo vuelva una verdadera molestia para el usuario, claro que habrá captado su atención. Para mal. No espere una buena reacción de su parte, mucho menos un click o una compra. Estará tan ocupado tratando de bloquearlo que no tendrá tiempo para ello. Tenemos el otro caso también: Banners tan pequeños, mal colocados y con un diseño tan desafortunado que solamente provocarán pena ajena, cuando no completo desinterés.

5 Buenas prácticas para lograr banners efectivos

como hacer banners efectivosPor ello, para el buen desempeño de un banner existen una serie de lineamientos, considerados “buenas prácticas”, que nos conviene conocer tanto para el diseño como para el despliegue del mismo. El ignorarlas puede hacer que nuestra campaña no solamente sea un desastre, sino que nos traiga consecuencias tan negativas que nos otorgue mala reputación por mucho tiempo.

Preste Atención a los Colores

El uso de colores en los elementos gráficos de una marca, logotipo o campaña es un tema recurrente. Por supuesto que también aplica en los banners. Frecuentemente encontrará artículos que relacionan ciertos colores con determinadas acciones del usuario. Este es un punto muy debatible y usted deberá llegar a una opinión propia.

Lo que sí es indiscutible es que ciertos colores son más o menos adecuados dependiendo del producto o servicio que está promocionando. Considerando que la mayoría de los sitios web tienen fondo blanco en su espacio publicitario, el contraste pone todo el énfasis en el color del mismo banner. Pretender vender un producto para bebés con un banner de color rojo intenso, por ejemplo, es un gran error.

Tenga en cuenta la posición y Despliegues

Existen muchos tipos diferentes de despliegues para banners. Pueden ser simples y colocados en ciertas posiciones del sitio web como esquinas, laterales o cabeceras. Pero cada vez son más comunes espacios que se abren antes del sitio web mismo, sobre él, debajo de él, al lado como “desenrollándose”, al abandonarlo, entre el mismo texto, y muchos otros.

En términos generales, los despliegues muy intrusivos deben ser evitados, sobre todo los banners desplegados como ventanas superpuestas (Que, increíblemente, aún existen). Ahora, debemos considerar el sitio web para elegir las aperturas más adecuadas. Por ejemplo, en sitios web de texto, donde el usuario quiere leer algo con atención, más que contemplar imágenes, colocar un banner que le quite visión puede ser una molestia. Si, por el contrario, se trata de un sitio más gráfico y con efectos, un banner acorde puede ser una buena idea.

Incluya Llamadas a la Acción

Una “llamada a la acción” es una frase que remata el aviso publicitario. Su misión es animar al comprador potencial a realizar una compra o cualquier acción, valga la redundancia, que nos interese. En los banners también se utilizan, pero si son demasiado obvias como el típico “¡Llame ya!”, “¡No lo piense más!” o “¡Compre ahora mismo!” y similares, simplemente el usuario va a pasarlos de largo. Son mucho más efectivas las llamadas a la acción moderadas que piquen su curiosidad, como “¿Desea saber más?”

Considere la Interactividad y Efectos

Los banners interactivos pueden ser de los más atrayentes. Existen muchos que incorporan minijuegos, por ejemplo. También los hay con animación, efectos de sonido y otras características que los hacen destacar en la página.

Debe considerar, sin embargo, que esto puede ser un arma de doble filo. Un banner que activa una música constante sin preguntarle a usted si la quiere oír, y peor, sin darle oportunidad de apagarla, es un verdadero dolor de cabeza. Igual si hacen correr videos de improviso. Por otro lado, algunos son tan grandes y pesados que hacen lenta la carga de un sitio web, o tan complicados que requieren instalación de plugins adicionales en el navegador.

El Diseño si es importante

Un banner puede ser simple, pero elegante y adecuado. Por otro lado, puede tener una gran carga gráfica, y ser un verdadero despropósito. Un banner mal diseñado tiene un efecto repelente en el usuario. Por otro lado, no espere que nadie lo tome en serio si el texto que agrega a él tiene faltas de ortografía.

Si no tiene suficientes conocimientos de diseño para crear un buen banner, existen una infinidad de freelancers talentosos que podrían hacerlo por usted. Una pequeña inversión puede tener grandes repercusiones.

El diseño de banners es todo un tema, y esta es solo una pequeña introducción a él. Aunque ya no son tan apreciados como hace años, siguen siendo una gran herramienta que, bien utilizada, pueden traerle excelentes resultados. ¿Le resulta interesante? ¡Suerte!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.